martes, 3 de abril de 2007

Estoy Cesante

La verdad es que no lo quería aceptar, me he levantado cada día como si nada, he mandado curriculums, he tenido un par de entrevistas... pero nada, y el tiempo ha pasado y ahora, cuando llegó el cartero a la puerta y dejo las cuentas sentí una bofetada, un golpe en el pecho, el día pareció nublarse ... estoy sin dinero!!!, sin dinero, sin dinero... sin trabajo.

Durante 10 años he estado haciendo clases, han habido buenos momentos, buenísimos, he tenido alumnos y alumnas extraordinarios, puro talento, tambien otros han hecho que se me caiga mas el pelo, pero educar es así, te encuentras con tanto tipo de alumnos que al final parece que se van repitiendo, y cuando ya terminan la enseñanza media igual internamente digo que Dios les acompañe.

Y así tiene que ser, yo fui un buen alumno, si, fui un buen alumno, casi tonto de lo buen alumno, me gustaba pasar leyendo todo el día, no tuve muchos amigos, ¿fiestas?, nada, pololas?, recien tuve una en la universidad, yo participaba en los actos diciendo poesías y esas cosas, en realidad tambien me gustaba escribir, me creía poeta y sufría y esas cosas, tambien algunos cuentos o historias, hace tanto tiempo de eso, porque terminé haciendo clases de matemáticas.

Pero ahora, ahora, estoy aquí C E S A N T E , y algo me queda de soñador, porque agregué en mi web www.geolay.com y en otros blogs ADSENSE, con la esperanza de generar recursos para salir de este trance, tambien he vendido algunos productos, pero debo reconocer que mi inquietud o angustia se expande, porque los compromisos son muchos, hay una familia detrás, las tiendas mandan avisos y lograr resultados es algo que toma tiempo.

La última entrevista a la que fui fue para una compañía de seguros, en Viña del Mar, parece que no lo hice bien porque no me llamaron mas y cuando fui a preguntar me dijeron que no estaba en los aceptados. Lo he pensado, he pensado bastante en que fallé, reconozco que la falta de trabajo me genera una angustia y las ganas de oir "usted está seleccionado" y llegar con buenas noticias... seguramente eso y las deudas que me inquietan me jugaron en contra, o tal vez definitivamente no tengo el perfil de un vendedor de seguros, ya no importa, ahora voy a ver si me resulta algo de guardia que me dijeron, y tengo que buscar en lo que venga, aunque los sueldos que ofrecen son un 50% menor que lo que venía percibiendo, ¡el cincuenta por ciento menos!. En eso estoy ... y no me siento feliz ni dichoso, pero algo tengo que hacer, de alguna forma tengo que pagar y mantener el barco a flote y yo mismo no perder la confianza ni la alta estima que tenía de mi.
Disculpe señor lector, pero es difícil ir sumando días y no dinero, llegar a media tarde y sentirse paralizado, improductivo, un cero a la izquierda, es difícil y escribo esto por un poco de limpieza mental.
Verdad es que hace un par de meses atrás parecía todo mas fácil, repartir curriculum, una entrevista y listo, a trabajar, si tenía que esperar por respuestas no era tan importante, me refiero al factor tiempo, pero ahora cada día es un dolor, tanto que a este instante ya no aspiro a ganar lo de antes, tan solo sentir la satisfacción de trabajar y ganar por lo que haces y llegar llegar tranquilamente a pagar lo que hay que pagar.
Dios me oiga y el diablo se haga el sordo.

3 comentarios:

carmen dijo...

Solo puedo decir que comprendo cada linea, cada palabra que ha escrito porque es difícil y complicado ver llegar la noche y saber que el otro día sera exactamente igual que el que pasa. Como que fuera una mala broma de la vida, tanto tiempo invertido en estudiar, tenia tantas ganas de salir de la universidad con la esperanza de encontrar un buen trabajo, poder salir de una buena vez del lugar donde vivo junto a mi familia del lugar que tantas penas nos ha traido, pero aca estamos sobreviviendo, sonriendo a veces pero no como antes. Quizas me fui en rabia con mi comentario, necesitaba desahogarme y sacarme esta tristeza que me ha persigue.

X dijo...

La universidad parece que no sirve tanto como nos quieren hacer creer, los malo alumnos suelen ser mucho más hábiles en la vida real que los que se mataron estudiando, no es regla general, pero se ha visto... suba la moral amigo porque eso es lo único que mantiene a flote, sentirse ganador aún en las últimas, mirar el vaso medio lleno, no permita que estas circunstancias le menoscaben, no se compare con nadie, ánimo y gánese a sí mismo, no baje la guardia!

X dijo...

La universidad parece que no sirve tanto como nos quieren hacer creer, los malo alumnos suelen ser mucho más hábiles en la vida real que los que se mataron estudiando, no es regla general, pero se ha visto... suba la moral amigo porque eso es lo único que mantiene a flote, sentirse ganador aún en las últimas, mirar el vaso medio lleno, no permita que estas circunstancias le menoscaben, no se compare con nadie, ánimo y gánese a sí mismo, no baje la guardia!